Noticias de última hora

los bebes aprenden los sabores a partir de la dieta de la madre

Los sabores de la dieta de la madre durante el embarazo y durante la lactancia son transmitidos respectivamente por el líquido amniótico que es ingerido normalmente por el feto y por la leche materna.

En consecuencia, los sabores dominantes en la dieta de la madre pueden ser experimentados por el feto y por el recién nacido antes de comer alimentos sólidos. Estas experiencias prenatales y postnatales de sabores pueden ser el fundamento de las diferencias culturales y étnicas en los gustos culinarios.

dieta durante el embarazo

En un artículo publicado en la revista Pediatrics de 6 de junio de 2001 se examina la hipótesis de que la experiencia con sabores concretos en el líquido amniótico o en la leche materna modifica la aceptación y el disfrute de los niños a los sabores de los alimentos sólidos una vez que son destetados.

A una serie de mujeres gestantes que iban a lactar a sus hijos se les administraron 300 c.c. de jugo de zanahorias o agua durante 4 días por semana durante 3 semanas consecutivas durante el último trimestre del embarazo y de nuevo durante los 2 primeros meses de la lactancia.

De manera aleatoria estas mujeres se repartieron en 3 grupos: En el grupo 1 las gestantes consumieron 300 c.c. de jugo de zanahorias durante el embarazo y agua en su lugar durante la lactancia; en el grupo 2 las gestantes bebieron agua durante la gestación y jugo de zanahorias durante la lactancia; en el grupo control las gestantes bebieron agua durante embarazo y lactancia.

Aproximadamente 4 semanas después de que las madres lactantes habían comenzado a complementar la dieta del niño con cereales y antes de que en la dieta de los niños se introdujeran alimentos sólidos o zumos con el sabor de la zanahoria, los niños fueron filmados en video cuando ingerían alimentos en el siguiente orden: cereales preparados con agua y cereales preparados con jugo de zanahorias.

Tras cada sesión las madres valoraban la satisfacción con la que los niños disfrutaban de los alimentos.

Los resultados demuestran que los niños que habían sido expuestos al sabor de la zanahoria en el líquido amniótico o en la leche materna se comportaban de manera diferente a este sabor (con satisfacción) cuando se les administraba por vez primera con alimentos sólidos, que los niños que no habían sido sometidos (a través del líquido amniótico o de la leche materna) a esta exposición previa.

Fuente: Pediatrics

¿Que Piensas? Déjanos tu comentario

 
Loading Facebook Comments ...

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*